1 ago. 2017


Los hospitales son instituciones increíblemente limpias y la atención de los profesionales sanitarios reúne todas las garantías, pero en nuestro subconsciente seguimos teniendo esos temores. 


Sin embargo, en la época victoriana, de finales del siglo XIX a principios del XX, las circunstancias no eran las mismas. A pesar de haber introducido algunos avances quirúrgicos modernos como el uso de anestésicos y ya se conocía lo que eran las infecciones provocadas por gérmenes, la cirugía era una práctica sombría a la que muchos pacientes no sobrevivían. 


 Debido a la falta de anestésicos los cirujanos tenían que trabajar muy rápido. Una amputación podía durar 30 segundos. 

El anestésico quirúrgico más antiguo es el éter, aunque no siempre estaba disponible. Tenía efectos secundarios como vómitos y era muy inflamable, lo cual unido a que los quirófanos se iluminaban con velas o quinqués, era una mala combinación.


Tras una operación los pobres se quedaban en el hospital, mientras que los ricos eran tratados en su casa. 

Cualquier miembro que era atravesado por el hueso en una fractura abierta, tenía que ser amputado. 


 Si el paciente presentaba una hemorragia que sangraba profusamente, era cauterizada con un hierro al rojo vivo o vertiendo aceite hirviendo sobre la herida. 






1. La dama tóxica



En febrero de 1994, Gloria Ramírez fue llevada de urgencia al hospital como resultado de los efectos secundarios de un cáncer cervical. El personal comenzó a desmayarse y sentir nauseas al percibir que la sangre y piel de Ramírez olían "horribles". ¿Qué gases tóxicos había en su cuerpo? ¿Quién es responsable? 


2. La casa del observador 



Una familia compró una casa en Nueva Jersey en 2014 y aún no se ha mudado porque inmediatamente comenzó a recibir cartas amenazadoras de alguien llamado "El observador", con mensajes como "Observo y espero que llegue el día en el que la sangre joven sea mía otra vez". 


3. La desaparición de Barclay y el impostor



En 1994, Nicholas Barclay, de 13 años de edad, desapareció y, seis años más tarde, alguien llamó diciendo ser él. Se mudó con la familia de Barclay, hasta que un investigador privado notó que el nuevo Nicholas tenía orejas distintas. En realidad era un impostor llamado Frédéric Bourdin. ¿Dónde está el verdadero Nick? 


4. Señor Cruel



Un hombre australiano no identificado violó a tres chicas en Melbourne a finales de los 80 y principios de los 90, y es el principal sospechoso del secuestro y asesinato de una cuarta chica. Aún no ha sido encontrado y, como nadie sabe su nombre, los medios australianos se refieren a el como el "Sr. Cruel". 


5. El escritor de Circleville



Los habitantes de Circleville, Ohio, comenzaron a recibir cartas amenazadoras de forma anónima en 1976. Mary Gillespie era un blanco principal. Al poco tiempo, su esposo terminó muerto producto de un accidente relacionado con el alcohol, a pesar de que él no bebía. Un jurado encontró como culpable de escribir las cartas a su cuñado... pero luego este comenzó a recibir cartas en prisión. ¿Quién era el escritor de cartas de Circleville? ¿Qué quería? 




30 jul. 2017


Luego de muchísimos años, tras una larga espera, finalmente se presentó "Alta Cumbia". Un film que se había hecho esperar y que contiene a los más míticos cantantes del estilo de "cumbia villera".
Con Pablo Lescano (líder de Damas Gratis) como la estrella, también desfilan Hernán (Mala Fama), el ya fallecido "Monito" de Yerba Brava, El Pepo, Los gedes, Chanchín de Supermerk2, Fideo y demás. 
La película no llega a dividirse o definirse como una ficción o un documental: tiene algo de los dos.
Con un montaje pop art, con el barrio abierto y los cantantes dialogando se puede romper un poco el estigma y abrir la ventana a otra realidad. 
En algún momento, también hay un guiño político; el cual era necesario. 
Para verla, disfrutarla y meterse en la historia al modo de Jure, obviamente. 



5 jul. 2017



Una enfermedad que ataca, una familia comienza la narración matando al abuelo mientras tenían máscaras de oxígeno puestas. El miedo, la paranoia, una paleta oscura de colores y la llegada de un intruso que luego termina siendo conviviente. 
"Viene de noche" narra el temor de un grupo de personas a contagiarse de una enfermedad que está atacando el planeta. Pocos actores para una trama tan interesante, la misma locación casi toda la película y la espera de que siempre pase algo. 
Al final, algo pasa,corre sangre, hay asesinatos, pero no termina de fortalecer la promesa que hace el film al inicio. Se hace larga, tediosa; de igual manera clasifica en la tendencia pochoclera que tiene el cine casi de vacaciones de invierno. 




Fecha de estreno9 de junio de 2017 (Estados Unidos)
DirectorTrey Edward Shults
GuionTrey Edward Shults
CinematografíaDrew Daniels
DistribuidoraA24

14 jun. 2017




En junio de 2007 la propaladora ya no era más que un bollo de cables y un par de bocinas apiladas en una habitación. Hacía pocos días “Atenas Publicidad” había dejado de funcionar luego de 30 años ininterrumpidos de transmisión constante -de martes a domingo-.
Producto del paso del tiempo, de las nuevas tecnologías y del “desgaste” constante que producía en su “hacedor” el hecho de ser locutor, vendedor, productor y cobrador.
“Transmitíamos goles, noticias y música para todos los barrios de la ciudad”, me comenta Ricardo Galíndez, último locutor que estuvo a cargo de aquel elemento tan simbólico de la ciudad.
Respecto a la relación con la sociedad, recuerda: “Los vecinos nos pedían mucho los goles”, entonces, “a veces ocupábamos a gente para que nos grabara los goles de River y Boca porque nos pedían muchísimo los goles, fundamentalmente los días lunes”.
“A veces se me quejaban porque repetía mucho los del ‘millonario’” (equipo del cual es hincha), me confiesa.
Desde 1977, la localidad amanecía con una cortina característica y las noticias de lo que estaba ocurriendo alrededor de la región y el país.
La decisión de cerrar “fue difícil”, pero “empezaron a llegar muchas radios de frecuencia modulada y la venta publicitaria se complicó”. Eran otras épocas, “usábamos grabadores; no había computadoras, no había celulares. Los diarios nos ayudaban muchísimo y a algunas cosas las tomábamos de la televisión”, agrega Galíndez.
Primero, la propaladora estaba ubicada frente a la plaza, sobre calle Mitre, luego en Deán Funes al 1342. Son los escenarios del recuerdo, desde donde se emitían por la mañana y por la tarde las diversas alternativas noticiosas.
El locutor recuerda a Adán Cuevas, con quien fue socio y al que, finalmente, le compraría su parte “en cuotas”. También mencionó a Alberto Pérez, quien formó parte inicial y angular del emprendimiento, que se consolidó con los años y hoy permanece en el recuerdo popular y que trae nostalgia al momento de ser evocado.

PUBLICADO EN "EL DIARIO DEL CENTRO DEL PAÍS"
http://www.eldiariocba.com.ar/hace-diez-anos-se-callaba-en-villa-nueva-la-querida-propaladora/

De viejas tempestades

REDES

  • LAS MÁS VISTAS