10 sept. 2017


Al momento de publicitar su alimento, algunos publicistas recurren a diferentes "trucos" o engaños para hacer parecer a todo mucho más apetecible.
El sitio web Playground develó que "Los periodistas de The Guardian han buscado respuestas, y han descubierto algunos de los secretos mejor guardados de estos artistas."

A saber:




Espuma de jabón en vez de espuma de cerveza  



La espumita tan agradable de las cervezas o el café suele ser, en realidad, espuma de jabón de tubo que aporta un color más apetecible y una mayor solidez.

Crema de afeitar en lugar de helado 

Los helados son uno de los platos más difíciles de moldear por los artistas. Se derriten demasiado rápido y su factor de atracción se lo deben prácticamente todo a su apariencia. Es por ello que los estilistas utilizan muchos trucos para darles forma, como grasa vegetal, sirope de maíz, crema de afeitar para la nata o azúcar glas. Todo sirve para llegar a los ojos de los consumidores.


Un humo de incienso en lugar del vapor de las comidas 


Esponja en lugar de carne

La comida mexicana también recurre a la mentira. Para los tacos, algunos estilistas utilizan esponjas cosméticas pintadas con salsa marrón que, colocadas detrás de la carne real, aportan textura, consistencia y logran que las "conchas" se mantengan abiertas. Las tortillas de los diferentes tacos suelen estar pegadas con pegamento entre ellas.


Pegamento en lugar de leche



"Las sesiones fotográficas de alimentos pueden durar unas 10 horas, aunque el proceso no parece tener demasiado misterio. “Solo hay que asegurarse de traer el suficiente material para cubrir lo necesario. Luego se hace sin más. ¿Qué puede salir mal?”, explica Denise Stillman, estilista que lleva 26 años en el negocio" asegura el sitio.

Fuente:  http://www.playgroundmag.net/noticias/actualidad/trucos-publicistas-gastronomicos-descubierto_0_1676832305.html?utm_source=facebook.com&utm_medium=post&utm_campaign=repeticion&utm_term=madre


28 ago. 2017



¿La vuelta de la comedia americana? ¿En Argentina?
En una nueva apuesta de Ariel Winograd, que venía de hacer una excelente pelicula como "Sin Hijos", la nueva apuesta para las vacaciones de invierno fue "Mamá se fue de Viaje".
Un clásico juego de roles dónde Diego Peretti es pareja de Carla Petterson; ella decide abandonar sus labores y dejar como "dueño de casa" al personaje interpretado por el actor principal.
Con cuatro hijos y múltiples ocupaciones se lleva adelante una comedia en donde todo es predecible y tiene muchos tintes de película hollywodense.
Peretti luce cansado de luchar con sus hijos y se incorporan personajes que poco tienen que ver con la trama pero sirven como para intentar "cerrar" algúnos círculos.
Deja un vacío enorme en su final y no termina de gustar. Forzado, a veces sobre actuado. Recomendable para ver en familia pero no para recomendar. 

1 ago. 2017


Los hospitales son instituciones increíblemente limpias y la atención de los profesionales sanitarios reúne todas las garantías, pero en nuestro subconsciente seguimos teniendo esos temores. 


Sin embargo, en la época victoriana, de finales del siglo XIX a principios del XX, las circunstancias no eran las mismas. A pesar de haber introducido algunos avances quirúrgicos modernos como el uso de anestésicos y ya se conocía lo que eran las infecciones provocadas por gérmenes, la cirugía era una práctica sombría a la que muchos pacientes no sobrevivían. 


 Debido a la falta de anestésicos los cirujanos tenían que trabajar muy rápido. Una amputación podía durar 30 segundos. 

El anestésico quirúrgico más antiguo es el éter, aunque no siempre estaba disponible. Tenía efectos secundarios como vómitos y era muy inflamable, lo cual unido a que los quirófanos se iluminaban con velas o quinqués, era una mala combinación.


Tras una operación los pobres se quedaban en el hospital, mientras que los ricos eran tratados en su casa. 

Cualquier miembro que era atravesado por el hueso en una fractura abierta, tenía que ser amputado. 


 Si el paciente presentaba una hemorragia que sangraba profusamente, era cauterizada con un hierro al rojo vivo o vertiendo aceite hirviendo sobre la herida. 






1. La dama tóxica



En febrero de 1994, Gloria Ramírez fue llevada de urgencia al hospital como resultado de los efectos secundarios de un cáncer cervical. El personal comenzó a desmayarse y sentir nauseas al percibir que la sangre y piel de Ramírez olían "horribles". ¿Qué gases tóxicos había en su cuerpo? ¿Quién es responsable? 


2. La casa del observador 



Una familia compró una casa en Nueva Jersey en 2014 y aún no se ha mudado porque inmediatamente comenzó a recibir cartas amenazadoras de alguien llamado "El observador", con mensajes como "Observo y espero que llegue el día en el que la sangre joven sea mía otra vez". 


3. La desaparición de Barclay y el impostor



En 1994, Nicholas Barclay, de 13 años de edad, desapareció y, seis años más tarde, alguien llamó diciendo ser él. Se mudó con la familia de Barclay, hasta que un investigador privado notó que el nuevo Nicholas tenía orejas distintas. En realidad era un impostor llamado Frédéric Bourdin. ¿Dónde está el verdadero Nick? 


4. Señor Cruel



Un hombre australiano no identificado violó a tres chicas en Melbourne a finales de los 80 y principios de los 90, y es el principal sospechoso del secuestro y asesinato de una cuarta chica. Aún no ha sido encontrado y, como nadie sabe su nombre, los medios australianos se refieren a el como el "Sr. Cruel". 


5. El escritor de Circleville



Los habitantes de Circleville, Ohio, comenzaron a recibir cartas amenazadoras de forma anónima en 1976. Mary Gillespie era un blanco principal. Al poco tiempo, su esposo terminó muerto producto de un accidente relacionado con el alcohol, a pesar de que él no bebía. Un jurado encontró como culpable de escribir las cartas a su cuñado... pero luego este comenzó a recibir cartas en prisión. ¿Quién era el escritor de cartas de Circleville? ¿Qué quería? 




30 jul. 2017


Luego de muchísimos años, tras una larga espera, finalmente se presentó "Alta Cumbia". Un film que se había hecho esperar y que contiene a los más míticos cantantes del estilo de "cumbia villera".
Con Pablo Lescano (líder de Damas Gratis) como la estrella, también desfilan Hernán (Mala Fama), el ya fallecido "Monito" de Yerba Brava, El Pepo, Los gedes, Chanchín de Supermerk2, Fideo y demás. 
La película no llega a dividirse o definirse como una ficción o un documental: tiene algo de los dos.
Con un montaje pop art, con el barrio abierto y los cantantes dialogando se puede romper un poco el estigma y abrir la ventana a otra realidad. 
En algún momento, también hay un guiño político; el cual era necesario. 
Para verla, disfrutarla y meterse en la historia al modo de Jure, obviamente. 



De viejas tempestades

REDES

  • LAS MÁS VISTAS